↳ Resuelvo «marrones documentales» del contra incendio.

↳ Resuelvo «marrones documentales» del contra incendio.

Marrones.

Mira.

3.200 personas antes que tu pensaron que apuntarse a una newsletter diaria que habla sobre contra incendio era una buena idea. 

Raro ¿verdad?

Bueno, según me han ido contando, estas fueron las señales que les motivaron a apuntarse.

👉 Las señales de marrón.

marrones
Atento a estas señales de marrón inminente en tu curro.

Motivos para encontrar un marrón a tiempo.

(Más detalles, quizás hasta soluciones, en la newsletter).

1-. Porque necesitaban un papel del contra incendio para la ISO de calidad.

2-. Porque querían tramitar la licencia medio ambiental integral.

3-. Porque cuando encendían las luces, saltaban las protecciones del cuadro general.

4-. Porque una radial la «lió parda» un viernes tarde.

5-. Porque a la empresa de mantenimiento se le olvidó mencionar que en 2017 salió una ley nueva y que tenían que pasar la inspección reglamentaria antes de Diciembre de 2020.

6-. Porque la gerencia confundía “contra incendio” con “equipos a presión”.

7-. Porque la documentación del contra incendio se perdió. Al borrar un disco duro. En un despido. En una mudanza. En una inundación. En un descuido.

8-. Porque (cuando por fin) consiguieron el certificado digital para entrar en la web de la consejería provincial de industria, el PDF no estaba en el expediente.

9-. Porque llevaba 6 meses en el puesto y desde PRL estaba firmando “cheques sin fondos”. También le ha pasado a un jefe de mantenimiento, pero este ya llevaba 3 años y tenía un despacho con puerta y todo.

10-. Porque llevaba 15 años en la compañía, subiendo escalón a escalón con esfuerzo y viendo en directo las cagadas que dejaba la gente que se iba de la empresa.

11-. Porque una mañana tocaron a la puerta de su casa, abrió su mujer y era una demanda.

Esta newsletter resume la experiencia de mucha gente.

El problema. Cómo apareció. Cómo se solucionó.

¿Te interesan los detalles?

👉 De esto se entera quien se apunta a la newsletter.

Quien no, pregunta al «del furgón blanco».